Sobre Víctor

Víctor Martínez

Si estás aquí es porque te interesa conocer un poco más de mi. Voy a contarte, a grandes rasgos, quién soy y por qué puedo ayudarte a encontrar empleo en tecnología.

Antes de nada quiero que sepas que da igual de dónde vengas y si tienes experiencia previa en tecnología o no. De hecho, hace unos años yo trabajaba en un sector que no tenía nada que ver con tecnología y programación. Actualmente no sólo trabajo como Full Stack Developer, sino que también soy profesor en varios bootcamps y másters. Precisamente, esta es una de las grandes razones por las que puedo ayudarte a encontrar tu sitio en tecnología: yo lo he conseguido.

Pero para llegar hasta donde estoy hoy en día he recorrido un camino, y es precisamente eso de lo que te hablo en esta sección.

En primer lugar quiero que sepas que, además de Full Stack Developer y mentor laboral en tecnología, me defino como emprendedor. ¿Suena típico verdad? Lo sé, pero es que… ¡es así! 😀

Y me considero así no por casualidad, sino porque desde que tengo uso de razón mi objetivo siempre ha sido montar y poner en marcha cosas.

Ya desde pequeño empecé a relacionar mis hobbies con formas de monetizar y generar negocio haciendo aquello que me gustaba. En el colegio e instituto hice mis primeros pinitos vendiendo cosas variadas, ¡desde juegos hasta miniaturas de plomo! Por esa época obviamente no tenía ni idea del mundo de los negocios, pero hasta monté (sin saberlo) un sistema de fidelización de clientes para que retornasen y comprasen más.

Una vez llegué a la universidad, decidí estudiar psicología por mi interés por hacer cosas con las que ayudar a los demás. Pero la inquietud por emprender continuaba ahí, así que, a la par que estudiaba, montaba mis proyectos paralelos, principalmente relacionados con la tecnología y el mundo del desarrollo web. En esos años empecé a hacer proyectos de desarrollo web, con tecnologías como HTML, CSS y el, en ese entonces todopoderoso, PHP.

Con 21 años, gracias a un curso que hice de casualidad, llegó a mis oídos el concepto de “emprendimiento”. ¡Para mi aquello fue como una revelación! 😀 Al instante encajaron todas las piezas del puzzle y descubrí que esa motivación por montar cosas, crear, poner en marcha proyectos y hacerlos crecer era propia de un perfil profesional llamado “emprendedor”. Me sentí plenamente identificado con este perfil y descubrí que, independientemente del área de conocimiento (que me interesan muchas), a mí lo que me gustaba era emprender proyectos y poder aportar en ellos mis conocimientos de diferentes campos.

Así fue como llegué a la conclusión de que debía juntar mis conocimientos en las dos áreas de las que más sabía en aquel momento, psicología y tecnología, para intentar solucionar los problemas que veía en el día a día. En concreto, mientras realizaba mis prácticas de neuropsicología en el Hospital Provincial de Zamora, me di cuenta de que había problemas importantes en el diagnóstico en salud mental, y que el uso de la tecnología en ese campo podría ayudar.

Mentor laboral en tecnología. Víctor Martínez

Comencé mi viaje emprendedor hace ya más de 10 años. Con esa idea en la cabeza, empecé a trabajar en diferentes sitios, tanto en temas de psicología como en tecnología, montando varios proyectos propios que culminaron en la creación en 2014 de mi empresa “nodriza”: Personia. Desde esta empresa he desarrollado proyectos varios en temas de salud, educación, marketing y agrotecnología. Todo el conocimiento acumulado en el desarrollo de esos proyectos, junto con muchas horas de formación, inversión y trabajo, me han permitido tener bases sólidas en tres pilares: tecnología, marketing y negocios.

En 2015, mientras trabajaba en todos esos proyectos, especialmente en los más potentes, me di cuenta de que necesitaba ampliar mis conocimientos de programación y desarrollo de software para poder desarrollar lo que quería. Esa fue la razón por la que decidí estudiar full stack development. Al principio, de forma autodidacta. Más tarde, a través de formaciones tipo bootcamp. Con muchas horas de trabajo y práctica, conseguí no sólo aprender todos los conocimientos que necesitaba para sacar adelante mis proyectos, sino también abrirme un hueco en el mundo de la programación como desarrollador full stack. Ahora, tras varios años como full stack developer, soy también profesor de programación en varias instituciones educativas. Esto me permite ayudar a personas que, como yo hace unos años, quieren abrirse paso en el mundo de la tecnología, ya sea para trabajar en el sector, ya sea para montar un proyecto propio.

Y aquí es donde entras tú en juego. Estás leyendo esto porque, tras acumular experiencia y aprendizaje en mi carrera en el sector tech viniendo de otro área, decidí dar el salto y poner mi conocimiento y experiencia a disposición de personas que, como me ocurrió a mi, quieren trabajar en tecnología.

La forma de hacerlo es poniendo a tu disposición una mentoría laboral en tecnología.

Probablemente te preguntes: ¿qué es un mentor? Es una persona que te guía y asesora, en base a su experiencia personal, para conseguir un objetivo. Normalmente el mentor ya ha pasado por aquello por lo que tú vas a pasar. Precisamente por eso es tan valioso su consejo, porque conoce de primera mano aquello a lo que te vas a enfrentar.

En mi caso soy mentor laboral en tecnología, es decir, ayudo a gente que quiere trabajar en tecnología a conseguirlo. Y todos los consejos y guía son en base a mi experiencia personal, porque ya he vivido de primera mano todo el proceso que supone trabajar en tecnología (con éxito :)).

Si te estás planteando trabajar en tecnología, o tienes dudas sobre si hacerlo, y buscas alguien que ya haya pasado por este reto para que te acompañe en el camino y ayude, te interesa acceder a este enlace.

¡Ya conoces mi perfil! Esta es mi historia, pero estoy seguro de que tú tienes la tuya y me gustaría conocer más sobre ti. Te invito a echar un vistazo a mis Servicios y, si crees que puedo ayudarte, no dudes en contactarme y comentarme tu caso para encontrar la manera de ayudarte.

¡Hasta pronto!
Víctor